1º OCTUBRE de 2021: Día Internacional de las Personas Mayores

Las personas mayores somos ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho. Reivindicamos nuestro derecho a decidir cómo queremos vivir, cómo queremos ser cuidadas cuando no podamos hacerlo por nosotras mismas, y cómo queremos morir. Todas las personas tenemos derecho a “recibir un trato digno, independientemente de su edad, sexo, etnia, discapacidad u otras condiciones…”.

La población en Europa está envejeciendo y el número de personas mayores está creciendo. La mejora de la salud en los últimos años ha conseguido mitigar y retrasar el deterioro incapacitante. Hoy, las personas mayores somos autónomas, con capacidad de decisión y socialmente activas. Somos personas mayores y sobrevienen los achaques, pero hemos aportado mucho a la sociedad y seguimos haciéndolo. 

La vejez es una etapa donde la presencia de mujeres es predominante. Las mujeres mayores son cuidadas por otras mujeres mayores. Muchas sus propias hijas. También son mujeres las principales cuidadoras de los hombres: su cónyuge mujer y sus hijas. Las mujeres son igualmente mayoría en los servicios de cuidado injustamente precarizados.

En cuanto a las actuales políticas sociales y sanitarias, la pandemia Covid 19 ha puesto en evidencia las graves carencias de los servicios sociosanitarios, centros de día, el SAD, las residencias, los hospitales etc. Muchas personas mayores se han visto solas y aisladas en sus domicilios o en las residencias. 

Los profundos cambios sociodemográficos producidos en la sociedad, dificultan que el cuidado de las personas mayores pueda llevarse a cabo íntegramente en el ámbito familiar. Es urgente repensar el sistema de cuidados y reflexionar sobre nuevos modelos. Es necesario superar las desigualdades de sexo-género y garantizar unos cuidados dignos, adaptados a las distintas situaciones y necesidades de la población mayor

El Movimiento de Pensionistas de Álava consideramos que los CUIDADOS deben reunir las siguientes características:

Deben ser integrales y garantizar el derecho de las personas a ser preguntadas, escuchadas, a decidir sobre el propio proyecto de vida, el itinerario de cuidados y las condiciones para morir deseadas. Tienen que impulsar las capacidades cognitivas y físicas, y la participación activa en el medio socio-cultural. Promover un trato adecuado por parte del personal de cuidados, evitando expresiones, actitudes y actividades infantilizadoras, sexistas, vejatorias que atenten contra su dignidad. Favorecer al máximo la participación activa y el funcionamiento autónomo en la vida personal y social. Deben disponer de personal suficiente, justamente pagado y especializado. 

Las Administraciones públicas no pueden mirar para otro lado, tienen que implicarse y velar por la garantía del derecho de los adultos mayores a vivir y a ser cuidados con dignidad. Consideramos que los Gobiernos, las Diputaciones y los Ayuntamientos deben promover y sostener una amplia y variada red de servicios públicos, tanto en entornos urbanos como rurales, para dar respuesta a la demanda real de los distintos tipos de cuidados que requieren las personas mayores, en función de su situación personal y de la evolución de su salud.

Gobiernos, Diputaciones, Ayuntamientos: ¡Servicios públicos integrales de calidad para las personas mayores, Ya!

¡Las personas mayores queremos ser cuidadas con dignidad!

PENTSIONISTAK ARABA Gasteiz 1 de Octubre de 2021

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.