ENCUENTRO DE FAMILIARES DE RESIDENCIAS VASCAS CON EL SECRETARIO DE ESTADO DE DERECHOS SOCIALES

El 22 de junio, a invitación de Podemos-Ahal Dugu, la federación Zaintza Babesten (Babestu Bizkaia, Babestu Araba y Gipuzkoako Senideak) compartió un diálogo abierto con el Secretario de Estado de Derechos Sociales Nacho Álvarez, en Bilbao.

La federación realizó una crítica constructiva sobre el actual modelo de cuidados en las residencias. Estos son los principales aspectos que se plantearon:

1.- El acuerdo interterritorial sobre el nuevo modelo de residencias, al igual que la actual legislación vasca, no nos vale, es insuficiente, no atiende a la cruda realidad de las residencias. Además, las decisiones en el marco competencial de los servicios sociales se toman aquí y no en el estado.

2.- . Al contrario que en el foro de debate de la mesa civil de Madrid, donde sí podemos participar, en Euskadi las familias no tenemos garantizada la participación en la mesa civil ni en las residencias. Se incumple lo referente a la participación que recogen las leyes vascas y existe un vacío legal en cuanto a los consejos residenciales

3.- Las ratios son insuficientes para un cuidado de calidad y digno. No se garantiza una atención directa por residente de 2h por la mañana, 2h por la tarde y 1h por la noche durante los 365 días del año. Nuestra reivindicación: atención sanitaria siempre, 24h y 365 días.

4.- La inspección es precaria e insuficiente. La necesitamos, rápida, eficaz y sin previo aviso. En Bizkaia hay solo 7 inspectores para todos los servicios sociales.

5.- Hay que revertir el proceso privatizador. Se puede empezar por una atención médica de los residentes desde la atención primaria de Osakidetza. Tenemos estudios que señalan que esto supondría un gasto de solo un 1% en el presupuesto de Osakidetza. Asimismo, desaparecería el concepto de la concertación.

6.- Las olas de calor y el cambio climático tienen que tomarse en cuenta en los nuevos protocolos y recursos asistenciales. La inspección es imprescindible.

7.- En Euskadi el año pasado se gastó un 0,94% menos en dependencia. Hay más de 13.000 personas en lista de espera, y más de 2.000 personas fallecieron esperando una respuesta.

8.- Nuestras instituciones no han aprendido nada de otros países más avanzados en cuanto a la pandemia. La ley de Anne en Escocia, dictada tras la petición de una familiar (allí sí hay participación), permite que un/a familiar o persona referente esté siempre presente ante cualquier pandemia, etc.

9.- Apostamos por la gestión y contratación pública (publificación) de la atención sanitaria en todas las residencias: contratación pública de auxiliares, de personal de enfermería, de servicios médicos, de fisioterapeutas, etc. Exigimos formación, transparencia y condiciones dignas para todo el personal.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *