Pensiones públicas y dignas no a los recortes vigentes ni a los que se anuncian

Tras la reunión celebrada el 2 de septiembre por el Movimiento de pensionistas de Euskal Herria decidimos retomar las movilizaciones habituales de los lunes en todos los pueblos y

ciudades en los que venimos haciéndolo desde hace más de tres años y seguir peleando con más fuerza si cabe por nuestras justas y urgentes reivindicaciones y rechazar los nuevos recortes que se recogen en el Proyecto de Ley de Reforma de pensiones aprobado el 24 de agosto por el Consejo de Gobierno del Estado. Por ello:

El 1 de octubre, día de las personas mayores, saldremos a la calle para manifestar que los derechos no caducan con la edad y exigir servicios públicos universales de atención a la dependencia y cuidados.

El 13 de noviembre llenaremos las calles de Hego Euskal Herria para conseguir unas pensiones dignas, justas y suficientes compartiendo las movilizaciones con las organizaciones sociales y sindicales que así lo decidan.

Con nuestros argumentos y movilizaciones hemos, demostrado que el Sistema Público de Pensiones (SPP) es perfectamente viable y hemos conseguido que la revalorización de las pensiones se realice en función del incremento del coste de la vida; pero tras conocer el contenido del Proyecto de Ley aprobado por el Gobierno el 24 de Agosto denunciamos que la reforma de pensiones de 2011 sigue en vigor recortando año a año las pensiones, el Factor de Sostenibilidad sólo cambiará de nombre, las amenazas contra el SPP se mantienen y la mayor parte de nuestras reivindicaciones no han sido atendidas.

Ni el Pacto de Toledo ni la mesa de Diálogo Social ni el Proyecto de Ley del Gobierno han sido instrumentos para satisfacer las necesidades de la mayoría de las y los pensionistas: sus recomendaciones y acuerdos mantienen la casi totalidad de los recortes anteriores y dejan la puerta abierta a nuevos recortes. El objetivo reiterado por el ministro de la Seguridad Social y ahora trasformado en Proyecto de Ley, es recortar una vez más las pensiones y prolongar la vida laboral; trabajar más para recibir menor pensión.

Pero el verano no sólo ha servido y está sirviendo para dar un nuevo golpe a las pensiones también está poniendo en evidencia el deterioro de los servicios públicos causado por los recortes y la insuficiente inversión en ellos. Recortes en sanidad y servicios sociosanitarios. Reducción de los servicios de atención directa. La banca está aprovechando la pandemia para cerrar sucursales y reducir la atención personalizada. El monopolio eléctrico ha incrementado el recibo de la luz, dejando en evidencia su poder y la permisividad del Gobierno del Estado.

Recortar salarios, pensiones y servicios públicos; dejar en manos de los oligopolios energéticos y financieros, servicios básicos como la energía, el crédito y el ahorro nos empobrece a la mayoría de la sociedad para enriquecer a unos pocos. Es una situación inaceptable a la que también vamos a dar respuesta.

Exigimos al Gobierno del Estado y al de la Comunidad Autónoma Vasca y Nafarroa que hagan lo necesario para derogar de una vez las reformas de pensiones de 2011 y 2013 y de las laborales de 2010 y 2012; que generen empleos de calidad con salarios que dignifiquen la vida de los trabajadores y trabajadoras; que mejoren los ingresos de la Seguridad Social, garantizando unas pensiones públicas dignas para hoy y el futuro.

Pensiones públicas dignas.
Empleo de calidad y servicios públicos universales. Igualdad entre hombres y mujeres.
Reparto equitativo de la riqueza y del trabajo.

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN

MOVIMIENTO PENSIONISTA DE EUSKAL HERRIA Gasteiz, 6 septiembre de 2021

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.