PLANES DE PENSIONES DE EMPLEO DE PROMOCIÓN PÚBLICA: NO GRACIAS

El debate para extender los FONDOS PRIVADOS DE PENSIONES de promoción pública mediante la negociación colectiva ya está en marcha. El Anteproyecto, presentado en noviembre, se aprobará este mes para ser remitido al CONGRESO como PROYECTO DE LEY y resolverse antes de junio de este año, de acuerdo con la recomendación 16 del Pacto de Toledo, el Plan de Recuperación, y la disposición correspondiente de los Presupuestos 2021. Según el Gobierno, su generalización aseguraría un menor costo de gestión, posibilitaría la diversificación inversora, y mejoraría su rentabilidad. Actualmente el patrimonio de estos fondos de empleo está estancado desde 2012.  

El CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (CES) ya ha emitido su dictamen consultivo, planteando que el conjunto del sistema de pensiones debe asegurar la suficiencia y adecuación del primer pilar, que sería el SISTEMA PÚBLICO DE REPARTO, impulsar el segundo pilar, como PREVISIÓN OCUPACIONAL, y permitir que el tercer pilar, los PLANES PRIVADOS INDIVIDUALES, desarrollen su propia dimensión. 

Pendientes de conocer el ANTEPROYECTO que definitivamente aprobara próximamente el Gobierno estatal, una de las incógnitas es como piensan extender este producto a personas trabajadores de rentas medias y bajas y cuál será la aportación de las patronales, porque en cualquier caso serán aportaciones que no cotizarán a la Seguridad Social, y Banca Privada y Aseguradoras ya están planteando que tiene que haber importantes ayudas y desgravaciones fiscales. Además, según los defensores de estos Fondos Privados se requiere un amplio sistema de incentivos eficaz y coherente, que vaya más allá del ámbito fiscal. 

Esta privatización del Sistema Público de Pensiones es una de las exigencias de la UE, que pretende que en nuestro país se reduzca la TASA DE REPOSICIÓN, que es el porcentaje de la pensión respecto del último salario percibido, y que actualmente está en el 72%. Por eso quieren imponer a la población trabajadora Planes y Fondos de Pensiones de Empleo de Promoción Pública que serán privados.  

En resumen: se crearán órganos, comisiones, gestores, etc., que manejarán un “botín goloso”. Imponen un sistema de capitalización individual para proceder a recortar el primer pilar (hay que adecuarlo, ¿reducirlo?) y potenciar los otros dos pilares. Esto traerá una reducción salarial por las aportaciones, y en el futuro, en la jubilación, una reducción importante de la pensión. Eso sí, con la promesa de que con esas aportaciones recuperarán esa parte de la pensión que recortan.  

 Pero no es sólo eso, supone un cambio del papel que tiene la población asalariada en la producción y en la economía, toda vez que una parte de esos salarios se emplean para originar unas rentas mixtas y de capital en detrimento de las rentas salariales. Unos fondos de inversión controlados por empresas financieras. Supone una intromisión financiera en los Fines y Principios de la Seguridad Social: “… configurado por la acción protectora en sus modalidades contributiva y no contributiva, se fundamenta en los principios de universalidad, unidad, solidaridad e igualdad”. 

Es también una modificación del Derecho del Trabajo: cede parte del derecho a una pensión pública al capital. Supone un cambio del Estatuto de los Trabajadores. En esas esferas es donde mete mano el sistema financiero. ¡¡¡Demasiadas manos detrás de la nómina obrera!!!

Finalmente, incluso tras 40 años haciendo aportaciones, los 18 millones de trabajadores-as colectivamente no serán poseedores-as de una sola acción de ninguna empresa en las que trabajen. Ya tenemos experiencia con las ENTIDADES DE PREVISIÓN SOCIAL VOLUNTARIA (EPSVs) muy desarrolladas en nuestra comunidad.  

            Si hay voluntad para cambios fiscales e incentivos a favor de sistemas privados y financieros, ¿por qué se niega y por qué no hay voluntad para instaurar unas pensiones públicas dignas, justas y suficientes?  Señores del PSOE y de Unidas-Podemos cumplan lo prometido: que la pensión mínima alcance el 60% del salario medio como dicta la CSE. Señores del PNV y PSOE de la CAV: cambios en política fiscal sí, pero para completar las pensiones mínimas a 1080.  

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN

Pentsionistak Araba

El debate para extender los FONDOS PRIVADOS DE PENSIONES de promoción pública mediante la negociación colectiva ya está en marcha. El Anteproyecto, presentado en noviembre, se aprobará este mes para ser remitido al CONGRESO como PROYECTO DE LEY y resolverse antes de junio de este año, de acuerdo con la recomendación 16 del Pacto de Toledo, el Plan de Recuperación, y la disposición correspondiente de los Presupuestos 2021. Según el Gobierno, su generalización aseguraría un menor costo de gestión, posibilitaría la diversificación inversora, y mejoraría su rentabilidad. Actualmente el patrimonio de estos fondos de empleo está estancado desde 2012.  

El CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (CES) ya ha emitido su dictamen consultivo, planteando que el conjunto del sistema de pensiones debe asegurar la suficiencia y adecuación del primer pilar, que sería el SISTEMA PÚBLICO DE REPARTO, impulsar el segundo pilar, como PREVISIÓN OCUPACIONAL, y permitir que el tercer pilar, los PLANES PRIVADOS INDIVIDUALES, desarrollen su propia dimensión. 

Pendientes de conocer el ANTEPROYECTO que definitivamente aprobara próximamente el Gobierno estatal, una de las incógnitas es como piensan extender este producto a personas trabajadores de rentas medias y bajas y cuál será la aportación de las patronales, porque en cualquier caso serán aportaciones que no cotizarán a la Seguridad Social, y Banca Privada y Aseguradoras ya están planteando que tiene que haber importantes ayudas y desgravaciones fiscales. Además, según los defensores de estos Fondos Privados se requiere un amplio sistema de incentivos eficaz y coherente, que vaya más allá del ámbito fiscal. 

Esta privatización del Sistema Público de Pensiones es una de las exigencias de la UE, que pretende que en nuestro país se reduzca la TASA DE REPOSICIÓN, que es el porcentaje de la pensión respecto del último salario percibido, y que actualmente está en el 72%. Por eso quieren imponer a la población trabajadora Planes y Fondos de Pensiones de Empleo de Promoción Pública que serán privados.  

En resumen: se crearán órganos, comisiones, gestores, etc., que manejarán un “botín goloso”. Imponen un sistema de capitalización individual para proceder a recortar el primer pilar (hay que adecuarlo, ¿reducirlo?) y potenciar los otros dos pilares. Esto traerá una reducción salarial por las aportaciones, y en el futuro, en la jubilación, una reducción importante de la pensión. Eso sí, con la promesa de que con esas aportaciones recuperarán esa parte de la pensión que recortan.  

 Pero no es sólo eso, supone un cambio del papel que tiene la población asalariada en la producción y en la economía, toda vez que una parte de esos salarios se emplean para originar unas rentas mixtas y de capital en detrimento de las rentas salariales. Unos fondos de inversión controlados por empresas financieras. Supone una intromisión financiera en los Fines y Principios de la Seguridad Social: “… configurado por la acción protectora en sus modalidades contributiva y no contributiva, se fundamenta en los principios de universalidad, unidad, solidaridad e igualdad”. 

Es también una modificación del Derecho del Trabajo: cede parte del derecho a una pensión pública al capital. Supone un cambio del Estatuto de los Trabajadores. En esas esferas es donde mete mano el sistema financiero. ¡¡¡Demasiadas manos detrás de la nómina obrera!!!

Finalmente, incluso tras 40 años haciendo aportaciones, los 18 millones de trabajadores-as colectivamente no serán poseedores-as de una sola acción de ninguna empresa en las que trabajen. Ya tenemos experiencia con las ENTIDADES DE PREVISIÓN SOCIAL VOLUNTARIA (EPSVs) muy desarrolladas en nuestra comunidad.  

            Si hay voluntad para cambios fiscales e incentivos a favor de sistemas privados y financieros, ¿por qué se niega y por qué no hay voluntad para instaurar unas pensiones públicas dignas, justas y suficientes?  Señores del PSOE y de Unidas-Podemos cumplan lo prometido: que la pensión mínima alcance el 60% del salario medio como dicta la CSE. Señores del PNV y PSOE de la CAV: cambios en política fiscal sí, pero para completar las pensiones mínimas a 1080.  

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN

Pentsionistak Araba

Gasteiz a 24 enero de 2022 

Spread the love

Una respuesta a «PLANES DE PENSIONES DE EMPLEO DE PROMOCIÓN PÚBLICA: NO GRACIAS»

  1. …”en cualquier caso serán aportaciones que no cotizarán a la Seguridad Social,”…
    No estoy seguro de que esto vaya a ser así, de hecho las aportaciones a las EPSVs creo que cotizan desde hace muchos años como salario “en especie”
    Creo que vendría bien una aclaración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.